Ann Arbor Today

Ann Arbor Today

lunes, 14 de enero de 2013

Invierno, Primavera, Verano, Otoño, Invierno

Y tras el otoño, llegó el invierno. Este año sí, y de nieve, con toda la gama de postales típicas de la temporada...

Riachuelos semicongelados...


Formaciones de hielo...


Así se presenta la situación en las calles...




Y este es el panorama que se presenta en los bares... 



Y no sólo hay que tener cuidado con las montañas de nieve o con el hielo que se forma, también hay que vigilar de cerca las estalactitas... 


Tras unos intentos, pillé una gota cayendo... 



Llegó el invierno y se echaba "ligeramente" de menos, ya que el año pasado prácticamente no tuvimos. Según mis amigos michiganianos y tirando de estadísticas, el año pasado, fue posiblemente uno de los inviernos con menos nieve y menos frío que se recuerdan por estas tierras (considerando la rasca que puede llegar a hacer por aquí). Y aunque este año el invierno se prevea duro, estoy optimista como si fuera la marmota Phill, y sólo pienso en que al fin y al cabo son 3 meses, desde el final de diciembre a final de marzo... y ¡¡¡te quedan nueve!!!. Aquí os pongo algunos vídeos por si las fotos no os convencían del todo...

video

video

video

video

video

video

video

video

video

video

video

video

Y tras esos 3 meses y aunque la primavera también es especialmente bonita, la explosión floral es demasiado efímera y en cuestión de horas todo aparece y en unos días todo se pierde.












Espectacular el contraste ¿eh? Aún así, es la época más lluviosa del año, y eso de estar con el paraguas cada tres días no llega a convencerme del todo.


Aunque los días de sol, se celebran como si fueran regalos de Dios...



Y este año, me tocó por primera vez pasar todo el verano por estos lares... ¿Y qué se hace un verano en Ann Arbor? Os preguntareis... Aunque no lo creáis hay muchas más opciones de las que posiblemente os imaginéis. El verano en Michigan es bastante cálido y húmedo, debido a la proximidad de los grandes lagos. La temperatura ronda los 28-29 grados. De hecho hay que tirar de ventilador y aire acondicionado de vez en cuando. Con esa temperatura, lo único que apetece es estar al aire libre y tomar algo fresquito... Para ello, la ciudad se llena de terrazas, patios y azoteas en los cuales se puede estar desde las 8 de la tarde hasta pasada la medianoche...

Y eso es lo que hacemos... Aprovechar que anochece pasada las 10 de la noche para disfrutar del extraordinario patio, de las sangrias y brebajes del Dominick's...




Disfrutar del aire libre en los jardines, 


terrazas...


y de Main Street...



Como anochece a las 10 de la noche, algunas noches entre semana cocinamos o pedimos comida y comemos en casa de alguno. Y es fácil terminar en el porche de la casa de "GerMaría" con una cervecita y unos quesitos. También los americanos aprovechan para organizar fiestas en el exterior de las casas. Y a nosotros, pues nos falta tiempo para apuntarnos.


 Y si lo permiten los mosquitos michiganianos, unos auténticos depredadores que dejan unas ronchas muchísimo mas grandes y duraderas que los "españoles", nos falta tiempo para organizar unas barbacoas o un arroz que pueden terminar convocando a más de veinte personas y almorzar o cenar bajo el cielo estrellado...







Los fines de semana veraniegos, y con la previsión del tiempo por delante, Germán y Alfonso suelen hacer un par de horas de coche para llevarnos a la playa.


Playas en los lagos de alrededor claro, pero con nada que envidiar a otras playas marítimas del país. Eso sí, no huele a mar, a sal o a algas...  pero viendo la arena blanca y fina nadie lo diría.



Tenemos chiringuitos, aunque sin tintos de verano y sin pescaíto frito...  





Y a las horas puntas hay que protegerse del calor porque te puedes quedar "tontito" si no... 


Y en los lagos también tienes tus mesas a modo de merenderos y sus vigilantes de la playa... 






Y siempre puedes alternar entre bañitos, senderismo y paseos... 


En los apartamentos donde vivo, tengo piscina como ya sabéis, y cuando no hay plan, la piscina ES el plan. Esa es una de mis frases preferidas al levantarme los sábados o los domingos... Y como también sabéis los que me conocéis, allí me puedo llevar horas y horas metido hasta salir como un garbancito.

Como los americanos comen a las 11.30, por la mañana la piscina tiene esta pinta y esta gente, y es uno de los mayores placeres que tengo...



Y después de un largo día de trabajo, darse un remojón en la piscina mientras atardece... uffff te sientes el sheriff del condado... 



Y la ciudad de Ann Arbor, ofrece una serie de eventos y actividades muy entretenidas para no aburrirse durante el veranito. Como la posibilidad de recorrer el rio Hurón en canoa,


Aquí me veis compitiendo y remando como un esclavo...


otra opción es poder ver actuaciones o algunos de los clásicos del cine américano en el campus universitario central, como por ejemplo ET o Eduardo Manostijeras...


Es muy divertido ver todo un parque lleno de gente aplaudiendo la escena final de Dirty Dancing, o emocionados con el final de Forrest Gump. Emocionante y muy muy "americano"... 


Algunos findes sin saber por qué, cuándo y cómo, te puedes encontrar con ferias diversas en las calles principales del centro de Ann Arbor. Por ejemplo de coches...





Y de esas ferias la más importante sin duda es la feria de arte, que durante unos días invade todo la extensión del centro de Ann Arbor de puestos y tenderetes vendiendo cuadros, esculturas, decoración, y demás piezas de artesanía junto a conciertos y otros puestos de comida.








y como hace calor tienes que tirar de heladitos y refresquitos como este para soportarlo... 


como veis las calles están repletas...





Y así entre trabajo y los partidos futboleros de los martes y jueves apenas nos queda tiempo para aburrirnos durante los meses veraniegos en esta pequeña ciudad michiganiana. Muy muy entretenido sin duda alguna.


Aunque, después de tres años en Michigan puedo decir que la estación que más me gusta sin ninguna duda es el Otoño. Temperatura agradable y un paisaje, que con el paso de los días se torna espectacular. Y será también que fue en esta época cuando llegué a Ann Arbor y me invade cierta morriña otoñal.













video

Y como cosa curiosa para los que no son michiganianos, en esta época, una de las actividades típicas que se pueden hacer es ir al campo a coger manzanas.




Hay ciertas fincas que te ofrecen la "oportunidad". Vas, pides una bolsa en la entrada y pasas a coger todas las manzanas que quieras. Y al salir, pesas la bolsa y pagas las manzanas al peso. Curioso.

Y así, se completa un año, un curso, un ciclo... un año más, un año menos...
No diré que se esté mejor que en la playa, o a 25 grados constantes, obviamente no pero cuando me vaya de aquí echaré de menos las estaciones... Y como dicen, las comparaciones son odiosas. ¿Por qué no disfrutar de cada cosa a su tiempo?

  




Un abrazo a todos, no os perdáis el próximo.... Las Vegas.... 

6 comentarios:

  1. Pechá de fotos io.....!!

    Tu eres el encargao de las barbacoas michiganianas? Espero que estés a la altura de las circunstancias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ome si tu estuvieras tu, me quedaria en simple pinche de cocina...

      Eliminar
  2. Joooo qué fotos!!! Podrías montar una exposición, son preciosas.

    ResponderEliminar
  3. Que lindo y tranquila es Ann Arbor. Adoro ir a Cherrie Republik cuando voy a Ann Arbor

    ResponderEliminar